Buscar este blog

martes, 26 de junio de 2018

CERRADURA DE RAÍZ O MULABHANDA




Las cerraduras son muy importantes en la práctica de Kundalini yoga ya que  forman parte de cada Kriya (secuencia de posturas).
Se usan al retener en la inhalación, evitan daño lumbar y protegen la espalda en las asanas.  Actúan como  las llaves de paso en un circuito de agua. Evitan que la energía generada y movilizada  durante la  clase se pierda y disipe. Canalizan esa energía y la distribuyen, activando y desbloqueando nuestros sistemas y chakras. La dirigen por el canal central de la espalda y la llevan hasta nuestra coronilla. También son  importantes durante los  ejercicios de Pranayama

 Es una cerradura compleja al principio pero sencilla en cuanto se practica con constancia y paciencia. Es fundamental junto con la del cuello en la práctica diaria.
 Es como una cerradura hidráulica en la base de la columna.  Es usualmente aplicada en conjunto con cerradura de cuello o  Jalandhara bhanda.


¿Cómo  hacerla ?

Mulabhanda es una moción suave que consiste en tres partes. Primero, se contrae el músculo del esfínter anal como si estuviéramos deteniendo una evacuación. Se sentirá una elevación hacia arriba y hacia adentro. Una vez que este músculo se encuentre en tensión, se contrae el área que rodea a los órganos sexuales. Sentirás una elevación y una rotación hacia adentro del hueso púbico; es como si se tratase de interrumpir el flujo de la orina a través de la vía urinaria. Enseguida contrae los músculos abdominales inferiores y el punto del ombligo (3 dedos debajo del ombligo físico) hacia la columna. Estas tres acciones aplicadas al mismo tiempo de una manera rápida, suave, fluida y simultánea es Mulabhanda.
Al principio puedes aplicarlas de forma consecutiva, primero contracción de ano, luego genitales y por  último punto del ombligo  y poco a poco verás que llega un punto en el que aplicas las tres contracciones a la vez.

Beneficios
La cerradura de la raíz hace posibles diferentes funciones. La principal es la combinación de Prana (energía vital absorbida a través de la respiración) y Apana (energía de eliminación)  en el punto del ombligo(centro energético tres dedos por debajo del ombligo físico). Mulabhanda invierte la dirección de la energía de Apana que normalmente es hacia abajo en el primer chakra. Apana se junta con la circulación hacia abajo de Prana en el punto del ombligo. Cuando chocan se crea un calor interior, “Tapa”, que abre la entrada a “Sushumna”, el canal central de energía en la columna. Mulabhanda inicia el proceso de transformación de lo denso hacia lo sutil. También estimula el adecuado flujo del líquido cefalorraquídeo.

No hay comentarios: